Cómo vivir con epilepsia

como vivir con epilepsia

Cómo vivir con epilepsia

Primeramente, antes de explicar cómo vivir con epilepsia, debemos tener claro algunos conceptos, como por ejemplo ¿Qué es la epilepsia? La epilepsia es una enfermedad que describe un trastorno a nivel cerebral. En consecuencia de esto, una persona que padece de dicho trastorno, puede tener crisis de exceso de actividad eléctrica a nivel neuronal. Por consiguiente, se genera en la persona lo que se denomina crisis convulsiva.

Aunque, muchas personas afectadas por esta condición pueden controlar dichas crisis con el uso de medicamentos idóneos conocidos como anticonvulsivos. Por otra parte, existe un gran número de pacientes que demuestran ser resistentes a los medicamentos farmacológicos. Por tanto, la ciencia ha encontrado soluciones paralelas, igualmente momentáneas, para un problema permanente. Por esta razón, se busca compartir cómo vivir con epilepsia. Debido a que no es una enfermedad de origen psiquiátrica o mental.

Para vivir plenamente con epilepsia primero que nada debemos identificar qué tipo de epilepsia tenemos, ya que existen más de 100 tipos de derivaciones de la misma. Seguidamente, deberás hacer uso de los medicamentos prescrito  por el medico profesional. Por el motivo de no poseer cura, muchos pacientes deberán hacer uso de dicha medicación durante toda su vida. A pesar de esto, muchos otros que no muestran avance con la medicación, deberán realizar diferentes procesos médicos para su control. De hecho, la intervención quirúrgica es uno de ellos.

Tips para vivir con epilepsia

  • Escuchar melodías suaves o instrumentales atenúa las señales a nivel cerebral. Principal desencadenante de una crisis epiléptica.
  • La meditación es una forma muy efectiva de combatir dicha patología. Agregar una rutina de meditación nos aporta tranquilidad, armonía y nos ayuda a sentirnos más equilibrados a nivel físico y mental.
  • Llevar una dieta rica en nutrientes, y evitar los malos hábitos, como el cigarrillo o el alcohol.
  • Dormir las horas suficientes cada día.
  • No excederse con la carga laboral.
  • No consumir alimentos o sustancias que desencadenan una irritación a nivel cerebral, ejemplo claro, el chocolate.