Cremas after SUN

Crema solar

Cuando, a pesar de todas las recomendaciones que dan unos y otros sobre echarse protector solar, se nos olvida o nos lo echamos pero los efectos no son los deseados y nos quemamos, es una buena opción ponerse after sun, lo que traducido significa “después del sol”.
A veces el sol nos juega una mala pasada y nos chamusca la piel. Mejor dicho, nos vuelve como cangrejos. Y entonces todo pequeño roce con la ropa nos duele. Porque nos hemos quemado. En ese momento, por mucho que nos escueza, nos vendrá bien ponernos un poco de crema after sun. Porque, después de pasar un mal rato, nos sentiremos reconfortados.
Refresca y protege
Después de un día al sol, y aún más si lo hemos pasado en la playa o en la piscina, nuestra piel está más seca que de costumbre. Por eso conviene hidratarla de alguna manera. Si el sol nos ha quemado, esa es una razón de más para ponernos alguna loción que nos proteja, y que además nos refresque. Como las cremas hidratantes tradicionales causan mayor sensación de quemazón en la zona enrojecida, es preferible optar por el after sun. O mejor aún, combinar la aplicación de ambas. Puedes encontrar estas cremas en sitios de belleza o en cualquier farmacia, incluso a muy buenos precios como en Farmasanic o Farmacia-Frias.
Y es que, según los dermatólogos, un buen after sun debe tener sustancias hidratantes que te ayuden a recuperar el agua perdida, antiinflamatorias que alivien la irritación de la piel, y regeneradoras, por lo que deben llevar sustancias como el aloe vera, la camomila, la glicerina o la alantoína. También llevan vitamina C y E, que protege de los radicales libres y previene el envejecimiento prematuro de la piel.
¿Cuál es el mejor momento para aplicarnos el after sun?
Después de un baño de sol no hay nada más refrescante que una buena ducha. Cuando la piel está quemada el agua demasiado caliente suele resultar molesto, por lo que es mejor optar por la ducha templada o, si te atreves, incluso fría. La última opción, además, es favorable para la circulación.
El mejor momento para aplicar el after sun es después de esa ducha. Incluso con la piel todavía húmeda, ya que así se evita la pérdida transpidérmica del agua. Lo mejor es ser generoso en la aplicación. No te preocupes, son de fácil absorción. Y además así resulta mucho más sencillo de extender.
En estos tiempos tenemos que ser muy cuidadosos con el sol. Y si no hemos podido evitar quemarnos, al menos, hagamos lo más llevadero posible pasar el trance, y apliquémonos after sun siempre que notemos nuestra piel seca después del sol.

Leave a Comment