La silla tower

La silla tower

La silla tower es una pieza de diseño que no puede faltar en tu hogar ya sea para tu comedor, cocina, oficina, zona de trabajo, habitación, sala de estar, entre otros lugares más que se pueden utilizar, tiene la forma es de una silla sin apoya brazos hecha de material plástico pero muy resistente y suave al tacto, sus patas son de madera también pueden ser de metal, tiene cuatro patas que tienen varillas de metal entre cruzadas tocando las cuatro patas de la silla, hay de varios colores aproximadamente de 20 colores mates diferentes.

La comodidad está presente en la silla tower, su forma anatómica se adapta bien al cuerpo dándote un buen soporte, a pesar de que su diseño es un poco sutil es una pieza de diseño muy utilizada para decorar habitaciones, esta sillas a pesar que tiene un aspecto de última tecnología tienen su historia desde hace más de 60 años.

Historia de la silla tower 

En el 1948 los Estados Unidos realizo un concurso conjunto con el museo de artes, donde Charles & Ray Eames fueron inspirados a realizar esta silla, para poder ofrecerle a las personas algo de lo mismo pero mejorado y lo mejor a precios bajos que además solucionaría un problema social de la época, siendo el material de esta silla algo nuevo ya que lo que se utilizaba en ese momento era la madera, haciendo que fuera algo muy codiciado por las personas por su durabilidad, flexibilidad, y comodidad.

El nombre y la hechura de la silla tower viene de la inspiración de la famosa Torre Eiffel en parís, donde sus creadores fueron inspirados por esta bella torre para ponerla en práctica en la elaboración de la silla tower, el diseño se puede apreciar en la forma de sus patas. Desde su creación fue hasta después de dos años en que pudieron sacar la producción de la silla para que estuviera accesible a las personas, esto lo consiguió Herman Miller.

El modelo de la silla tower pudo ser exportada fuera del país de creación hasta 7 años después de que saliera al mercado, hoy en día el modelo de la silla tower sigue haciéndose por empresas que realizan replicas idénticas a la original sin ningún problema, pero el diseño se mantiene como el original y los colores también, así que puedes encontrar la misma silla a más de 60 años después de su concepción, y se sigue vendiendo de la misma manera que hace años, esto es por sus durabilidad, por su diseño clásico pero elegante, flexibilidad, comodidad, buen soporte, etc.

Las sillas tower se pueden combinar entre los colores disponibles, para darle a tu espacio un diseño diferentes, más moderno, más color, más vida, o puedes elegir el color que más te guste, hay estilos que están tapizadas y acolchonadas que les dan un toque diferente y mucha más comodidad, que esperas para adquirir tu silla tower para realzar los espacios en tu hogar, con una de los mejores diseños en sillas con mucha durabilidad.