Salud con osteopatía

OSTEOPATIA

En 1872, Andrew Taylor Still fue el fundador de esta técnica que defiende que la salud depende de la estructura funcional de nuestro cuerpo. Bajo el lema “localiza, arregla y déjalo”, todas las partes del cuerpo están relacionadas, por lo que actuando en una zona podemos hacer que se quite el dolor de otra. Pero como en todos los tipos de medicina alternativa, hay críticos a esta teoría.
La osteopatía consiste en restablecer la movilidad perdida y equilibrar nuestros sistemas muscular, esquelético, visceral y sacro-craneal, que se ven afectados cuando pasamos demasiado tiempo sentados, cuando adquirimos malas posiciones, por estrés o por esfuerzos demasiado intensos.
¿Qué hace el osteópata?
El profesional de la osteopatía es el encargado de manipular nuestro cuerpo mediante un sistema manual muy sutil para mejorar nuestra estructura músculo-esquelética. Se asegura de que nuestras articulaciones y músculos estén correctamente alineados y, por tanto, funcionen bien o, por el contrario, si hay algún elemento externo que lo ha alterado. Y es que estas alteraciones hacen que no funcionen bien nuestro sistema nervioso y nuestros órganos vitales.
Tipos de osteopatía
Hay tres tipos según la parte del cuerpo en la que se centra: la osteopatía articular buscar restablecer los músculos y el esqueleto, para lo cual se centra en la columna vertebral. La osteopatía craneal se dedica a los problemas craneales y su influencia en el sistema nervioso central. Por último, la osteopatía visceral busca curar órganos y vísceras, manipulándolos para mejorar el riego sanguíneo.
La polémica está servida
Igual que la homeopatía, que ya tratamos hace unas semanas, la osteopatía es una ciencia que no está demostrada. No hay pruebas empíricas de la relación entre el restablecimiento del flujo sanguíneo y su utilidad a la hora de curar enfermedades.
A pesar de todo esto, muchos países la reconocen, e incluso han creado estudios universitarios sobre osteopatía. En Estados Unidos se les considera médicos, con la capacidad de recetar y practicar la cirugía, aunque para tranquilizar puedo decir que antes deben haberse licenciado en alguna carrera de ciencias. En Europa no tienen tantos privilegios y son sólo graduados en osteopatía.
Pero son los verdaderos médicos los que más critican estas técnicas. No sé si será porque se ven amenazados por el intrusismo a través de técnicas naturales. Pero si se puede eliminar una dolencia mediante un buen masaje, ¿quién quiere pastillas que te dejan adormilado todo el día?

Leave a Comment